¿Cómo funcionan los aparatos para alargamiento de pene?

¿Cómo funcionan los aparatos para alargamiento de pene?

El pene es una parte del cuerpo masculino que se encuentra dentro del sistema reproductivo y urinario. Al llegar a la pubertad, el pene y los testículos del adolescente aumentan de tamaño, y toma una forma particular en cada uno. Teniendo una longitud y un grosor distintos en función de la capacidad de los cuerpos cavernosos para almacenar la sangre durante la erección. Por lo general, todos los hombres se encuentran dentro de un rango normal en lo que respecta a forma y tamaño, pero hay quienes no se sientan satisfechos con el tamaño o la forma y quieren cambiarla.

Los aparatos para alargamiento de pene son unos dispositivos que permiten aumentar el tamaño del miembro masculino mediante diferentes sistemas, siendo los más habituales las bombas de vacío y los extensores.

La bomba de vacío sirve para mantenerlo en un tamaño más grande durante el encuentro sexual. Muy útil para aquellos hombres que han pasado por una operación de próstata o que han recibido tratamientos de radioterapia para el cáncer de próstata. Su uso es bastante sencillo, ya que solamente hay que introducir el pene en el tubo de un extremo y con la manija realizar la succión de pene. De esta forma se consigue no solamente aumentar su tamaño, sino también disfrutar de erecciones más potentes y de una mayor sensibilidad durante el acto sexual.

Por su parte, los extensores se basan en el sistema de tracción para aumentar las dimensiones del pene. Utilizándose este proceso también en otras áreas médicas como la distracción ósea para alargamiento de huesos o la cirugía plástica para tratar deficiencias cutáneas o quemaduras. Su funcionamiento y sus resultados se encuentran avalados por minuciosas investigaciones que revelan su eficacia. El cuerpo se adapta a la tensión, por lo que estos aparatos realizan una fuerza de tensión para que la parte del cuerpo en la que la ejercemos se vaya adaptando. La tracción va desarrollando los tejidos, lo que agranda las proporciones y hace que pueda almacenarse más sangre durante la erección. Además, impulsa el aumento del ligamento suspensorio, el tejido eréctil y el resto de tejidos penianos.

No obstante, no debe abusarse, ya que puede producirse molestias o daños irreversibles. Y, por supuesto, hay que asegurarse de que se trata de un aparato de calidad que haya pasado por todos los controles y pruebas necesarias.

Posteado el 07/07/2017 0 233

Deje un comentarioDeje una respuesta

Debe estar registrado para dejar un comentario.

Archivos del Blog

Blog categories

Últimos comentarios

Sin comentarios

Busqueda del blog

Código QR

Visto recientemente

Sin productos

Menú

Compare 0